Baño adaptado para personas mayores. ¿Por qué es tan importante?

El baño adaptado para los mayores es una de las cosas que debemos tener en cuenta los familiares, sobre todo cuando se trata de personas con movilidad reducida o con necesidad de utilizar silla de ruedas.

Las caídas de personas mayores es un problema que puede producir fracturas o consecuencias más graves. Antes de llegar a este punto, debemos plantearnos una reforma de nuestro baño para adaptarlo a las personas mayores.

Puntos que debemos tener en cuenta para adaptar el baño a personas mayores

Baño adaptado para personas mayores. ¿Por qué es tan importante?

Cambia la bañera por un plato de ducha

Seguramente, es una de las primeras reformas que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en adaptar el baño a las personas mayores. No sólo se sentirán más seguros en la ducha, sino que su acceso es mucho más sencillo, pues no tienen por qué levantar la pierna para entrar, con lo cual, disminuye el riesgo de caída. Sin embargo, lo ideal es poner plato de ducha a ras del suelo. También hay gran cantidad de mamparas diferentes para adaptar.

Barras de sujeción y apoyo

Un baño adaptado no se entiende sin las necesarias barras de sujeción junto a la ducha, lavabo y sanitario. Éstas evitarán que los mayores sufran pérdidas de equilibrio y posibles caídas. Son antideslizantes y de gran ayuda para los ancianos. Hay que tener en cuenta también, el correcto alicatado del baño para fijar correctamente las barras.

Suelo antideslizante

Aunque el suelo creas que es lo menos importante, no es así. Lo ideal es cambiarlo por un suelo antideslizante. También existe la opción de alfombras que cumplen esta función, pero se corre el peligro de poder tropezar con ellas.

Mobiliario adecuado

Si pretendes reformar el baño por completo, no te olvides del mobiliario. Es necesario que éste sea bajo, a la altura de las personas que van a utilizarlo. Habrá que prestar especial atención a aquellas personas que utilicen silla de ruedas. Del mismo modo, intentaremos que los grifos sean de palanca, para que no se fuercen las muñecas con el tipo rosca.

La puerta del baño

Si la persona que utiliza el aseo va en silla de ruedas, nos preocuparemos de que la puerta sea lo suficientemente ancha como para que entre sin problemas. Lo mejor es optar por las puertas correderas. En el caso de que la puerta sea normal, procuraremos que se abra hacia afuera, con el fin de que si se produjera un accidente en el interior del baño, pudiéramos entrar sin problemas.

El baño tiene que ser un lugar funcional y fácil de utilizar y moverse. Sobre todo en personas mayores que tiene una movilidad más reducida, debemos adaptar el baño para personas mayores y ayudarles así a mejorar su calidad de vida. La ayuda a domicilio es uno de los valores que desde Leonesa de Apoyo trabajamos día a día para mejorar la vida de las familias.

Un comentario sobre “Baño adaptado para personas mayores. ¿Por qué es tan importante?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *